TeatroEnRosario.com
 

Críticas

26 de abril de 2011

Teatro MTQN - Crítica

La Familia Argentina

Federico Aicardi Por: Federico Aicardi

Hoy vamos a comenzar este informe sobre “La familia argentina” con una excusa para justificar la falta de audios a los que tenemos acostumbrados a nuestra audiencia en estos escritos sobre el teatro rosarino. El viernes me tocó ir a ver la puesta que el grupo rosario imagina realiza de la única obra escrita por el director Alberto Ure “La familia argentina” bajo los efectos que el cambio climático genera en mi hace ya incontables años, y estos son, congestión nasal, tos fuerte, dificultad en el pensamiento y por sobre todo agravio de una condición crónica en mi que es la estupidez. Y esta condición hizo que olvide el hermoso grabador digital que es lo único que me permite registrar las voces de los protagonistas de las puestas.

Igualmente, esto no impide que podamos analizar el trabajo que el grupo dirigido por Rody Bertol presenta todos los viernes de abril en el teatro La Manzana (San Juan 1950) y que protagonizan Cristian Marchesi, María del Carmen Sojo y Julia Tarditti, con dirección de actores de Liliana Gioia.

El texto de Ure nos presenta una imbricada historia de amor y familia, donde los lazos afectivos se funden con la sexualidad y donde el incesto es una materia discutible. La idea de paternidad se pone en discusión y la distancia entre estupro y amor se mide en meses. El encuentro entre ex marido y ex mujer los lleva a discutir una nueva relación del marido con la que es la hija de su ex pareja, esta hija/novia irrumpe en escena creando aún más tenso el ambiente y las disputas familiares (aunque no sabemos de qué familia estamos hablando). Ure relativiza en su dramaturgia todo rol familiar que alguna vez se creyó estático y generador de tradición. El Padre (con mayúsculas) no existe ni biológicamente ni idealmente, la hija de la ex mujer es huérfana de padre porque simplemente la única figura paterna que tuvo es hoy su pareja y padre de su futuro hijo.

Si bien parece un trabalenguas el párrafo anterior no es terrible. Si alguien pudiese escribir la “Historia de la familia argentina” veremos que existen infinidad de realidades emparentables o análogas a lo que Ure escribió. Y si vemos 4 o 5 minutos de televisión por día veremos que la realidad es mucho más shockeante que esta ficción.

Este es el punto que más me llamó la atención de la experiencia que tuve con “La familia argentina”, la sensación de anacronismo. El estilo de obra que presencié es un estilo que ya no se encuentra tanto en la ciudad, un estilo más emparentado con un teatro más sesentista, un teatro de denuncia, muy discursivo, Reminiscencias de Gambaro, Gorostiza o Cossa son evidentes en esta puesta y puede que este humilde y eventual escritor sienta que no habla el mismo idioma, que sienta el trabajo como anacrónico.

Esto último lo creo interesante ya que, como anteriores veces dije que estábamos frente a la aparición de nuevos directores con nuevas estéticas pero, como todo cambio, no se produce porque desaparece lo viejo sino por coexistencia (que hasta lo podríamos llamar coexistencia constante) de estéticas nuevas y otras más tradicionales y nos permite que el espectro de oferta teatral sea también un espectro que abarque distintas generaciones.

“La familia argentina” es una obra adulta, con lenguaje adulto y para un público adulto que comparte los códigos de la dramaturgia de Ure, la puesta que realiza Bertol y el trabajo de Rosario Imagina.

Archivo

<<
>>